Sumisión y Coexistencia

El hombre por naturaleza es un ser social. El florecimiento de las grandes urbes se debió principalmente al trabajo colectivo, siendo la gobernabilidad el elemento central de unificación.

La primera forma de autoridad surge en el seno familiar. Cada miembro juega un papel importante en la estabilidad y prosperidad de su familia. Esto se hace evidente en la producción y distribución de recursos materiales, y en el comportamiento social entre ellos mismos. El compromiso de someterse a las reglas y normas, es de sumo valor. De ello depende la estabilidad familiar. De ello depende la estabilidad de la sociedad en general.

Desde temprana edad, los hijos aprenden a obedecer a sus padres. Ven en ellos no sólo autoridad, pero también los proveedores de alimento, protección, afecto y educación. Los valores morales familiares y códigos de conducta frente a otros individuos pasan de los padres a los hijos. El aprendizaje se basa en la observación e imitación. Dicho esto, hay que destacar que la calidad de valores y códigos que obtengan los hijos, dependerá de la calidad de valores y códigos que los hijos vean en sus padres.

Una vez que el hombre aprende el oficio de cultivar la tierra y se establece en comunidades, las familias pasaron a ser instituciones fundamentales en la creación de ciudades estados y en el nacimiento de gobiernos.

A medida que la población de las aldeas y villas crecían en número, era necesario establecer mecanismos socio-económicos con el propósito de controlar, administrar y dirigir la creciente población. El ejercicio de estas actividades dio pie para experimentar diversas opciones.

Las principales categorías de gobiernos que han sido adoptados por distintos países del mundo son:

-Monarquía Absoluta, como en el Vaticano y Saudia Arabia.

-Monarquía Limitada, como en el Reino Unido y Dinamarca.

-Democracia Representativa, como en los Estados Unidos de Norteamérica.

-Democracia Directa, como en Suiza.

-Totalitarismo, como Corea del Norte.

-Dictadura, como en Algeria, China, Cuba y Egipto.

-Oligarquía, como en África del Sur.

-Teocracia, como en Irán.

El portal Live Science destaca 10 países con los mejores gobiernos. 8 de ellos son países europeos y 2 son de América del norte. Los Estados Unidos de Norteamérica ocupa el tercer lugar de la lista, siendo Dinamarca el segundo y Suiza el primero.

A raíz de las elecciones llevadas a cabo en el año 2020 en los Estados Unidos para elegir tanto al presidente del país como a algunos senadores y congresistas, pudiera ser éste el más actual ejemplo a considerar para explicar una de las categorías de gobiernos de la actualidad.

Los Estados Unidos consiste en 50 entidades estatales, 1 Distrito Federal y 14 territorios federales, en donde 5 de ellos mantienen una permanente presencia poblacional. Su gobierno se define como república constitucional federal o, si se prefiere, democracia representativa constitucional federal. Como se puede observar república y democracia representativa son conceptos equivalentes en este contexto.

El gobierno de los Estados Unidos es una democracia representativa. Los 50 estados son los únicos que tienen representación en el congreso federal. Cada uno de los 50 estados tiene la potestad de elegir democráticamente, y de acuerdo a sus leyes, 2 senadores que los representarán en la cámara alta del congreso federal, haciendo un total de 100 senadores.

Los representantes de la cámara baja son elegidos democráticamente, también, y consiste en un represéntate por cada distrito legislativo de los que están constituido los estados, haciendo un total de 435 representantes en la cámara baja del congreso federal.

Los senadores son electos cada 6 años, pudiendo ser reelegidos al final de sus términos. Los representantes, cada dos años, con opción a reelección al final de sus términos.

El nuevo presidente del país es elegido por el colegio electoral de los Estados Unidos de Norteamérica. El colegio electoral es un grupo de electores presidenciales requeridos por la constitución cada cuatro años para elegir al presidente de la nación.

Los electores son elegidos democráticamente y de acuerdo a la legislatura de cada estado. La cantidad de electores concuerda con el número de senadores y representantes de cada estado. En la actualidad hay 100 senadores y 435 representantes, haciendo un total de 535. Por lo tanto, la cantidad de electores presidenciales es de 535. A estos se les suma 3 electores presidenciales elegidos por el Distrito de Columbia, siendo el número total de electores el de 538. La tolda política de los electores coincide con el partido político que obtenga la mayoría de votos por cada estado.

El candidato presidencial que obtenga 270 o más electores presidenciales en la contienda, se presume como el ganador. Después que cada estado certifica los votos, los respectivos electores presentan personalmente la certificación de los resultados ante la cámara de representantes para su legalización. Luego el senado oficializa el resultado de la cantidad de electores presidenciales adquiridos por cada uno de los candidatos, confirmando la victoria del ganador de la contienda presidencial, quien pasa a ser oficialmente el presidente electo.

Una vez terminado el proceso electoral, llega el día determinado por la constitución para la inauguración de la toma de poder del nuevo presidente de la república constitucional federal de los Estados Unidos de Norteamérica.

El gobierno de los Estados Unidos es constitucional. La Constitución del país provee el marco de referencia acerca de la estructura de los gobiernos estatales, así como el gobierno federal. Además, hace hincapié en las limitaciones de sus poderes.

El gobierno de los Estados Unidos es federal. Los fundadores de los Estados Unidos de Norteamérica concibieron la idea de crear una unión indivisible de los primeros 13 estados soberanos que hoy ya suman 50. El experimento democrático que se inició hace 244 años ha hecho posible que el estado de la unión del país sea más robusto con el paso del tiempo.

No se puede hablar de gobierno sin dejar de hacer mención del rol de la política en el ejercicio del poder para el funcionamiento de las distintas instituciones del estado. La política, como ciencia, tiene que ver con el estudio de la relación entre las autoridades y las distintas estructuras sociales y de gobierno con el objeto de llegar a decisiones pertinentes al manejo y distribución de los recursos del estado.

A esta altura de la historia de la humanidad, cada ciudadano de cada país debe integrarse seriamente en la promoción de propuestas socio-política-económicas y asumir su deber cívico en la elección de los servidores públicos que se identifiquen con las necesidades de la comunidad y que trabajen honestamente para cumplir con el contrato político de sus constituyentes.

La única manera de sobrevivir es aprendiendo a coexistir libre y prudentemente con nuestros conciudadanos y con el resto del mundo. Los valores morales y códigos de conducta adquiridos en el seno familiar son la base de una sociedad sana y próspera.

©2021 eBiefy

CONTACT US

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Sending

Log in with your credentials

Forgot your details?