Teoría Conspirativa

Internalizamos informaciones con más facilidad mediante cuentos, fábulas y leyendas. Crecimos oyendo historias fascinantes de personajes históricos o relatos ficticios de personas con poderes sobrehumanos. Si al llegar a adultos no probamos el valor de verdad de esas historias, caemos en el error de perpetuar informaciones equivocadas proporcionadas por tales narrativas.

No es extraño que aparezcan y se compartan mensajes con ideas o suposiciones acerca de planes orquestados secretamente por poderosas agencias y grupos de individuos para comentar actos ilícitos o actos de maldad. Esto es lo que se conoce como teoría conspirativa.

A pesar de nuestras diferencias, tendemos a buscar la compañía y el apoyo de individuos que comparten ideas similares a las nuestras. La manera en que elegimos nuestras asociaciones es a través de la habilidad que tenemos de comunicarnos y de razonar.

Mediante el convencimiento, la persuasión y la negociación construimos nuestras sociedades. La diplomacia nos permite acercarnos a aquellos que parecieran hostiles. La guerra nos lleva a destruir, obligándonos a comenzar de nuevo con los recursos materiales y humanos que sobrevivan.

Algunos eventos que han tenido gran impacto en la historia de la humanidad están relacionados con suposiciones acerca de planes secretos de poderosos grupos para cometer actos en contra del bien común, pero que al final se ha comprobado que son falsas.

Una de esas teorías conspirativas la encontramos en un escrito antisemítico publicado en Rusia en 1903 llamado Los Protocolos de los Sabios de Sion, cuyo propósito era la de exponer un supuesto plan judío para la dominación global.

El periódico británico The Times, en 1921, y el periódico alemán Frankfurter Zeitung, en 1924, demostraron la falsedad de Los Protocolos de los Sabios de Sion. Sin embargo, Adolfo Hitler hizo mención de ellos en algunos de sus discursos políticos, propiciando el odio hacia los judios y sentimientos antisemíticos en general. Aproximadamente 6 millones de judíos y 5 millones de no-judios fueron asesinados por los Nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Hoy en día muchos grupos partidarios de la supremacía de la raza blanca, antisemíticos, fundamentalistas y antifascistas alrededor del mundo consideran esos protocolos como ciertos. Este discurso propicia el odio hacia los judíos y, como resultado colateral, promueve también el odio racial y el odio hacia las minorías.

Actualmente existe una fabricada teoría conspirativa de la derecha extrema norteamericana conocida como QAnon, una especie de culto con una cantidad significativa de seguidores y fanáticos.

Todo comenzó en octubre del 2017 cuando un usuario anónimo publicó una serie de mensajes en la plataforma digital 4chan. El usuario, que se identificó con la letra Q, inicia de esta forma la publicación de slogans y promesas solemnes de carácter críptico y temas pro-Trump, el entonces presidente norteamericano.

De acuerdo a un reporte de la agencia de noticias Reuters, cuentas de Twitter, con apoyo ruso, jugaron un papel importante en la propagación de las demandas de QAnon en noviembre del 2017. En el 2018, los seguidores de QAnon comenzaron su aparición durante la campaña de reelección de Donald Trump.

QAnon alega, sin fundamento o prueba alguna, la existencia de un grupo secreto de adoradores satánicos y pedófilos canibalísticos que supuestamente maneja una organización mundial de tráfico de sexo infantil y que a la vez desplegó un plan maestro para derrotar a Donald Trump en las elecciones del 2020.

QAnon asegura que Donald Trump ha estado planeando el “Día del Juicio Final,” un evento conocido como la “Tormenta.” Ese sería el día en que, por orden de Trump, encarcelarían y ejecutarían a los integrantes del susodicho grupo de adoradores satánicos y pedófilos canabalísticos, cuyos líderes principales estarían integrados por figuras políticas del partido demócrata norteamericano como Barack Obama y Hilary Clinton; figuras liberales del mundo del espectáculo como Oprah Winfrey y Tom Hanks; figuras empresariales como el húngaro-americano George Soros, de descendencia judía; y figuras religiosas y espirituales como el papa Francisco y el Dalai Lama.

QAnon ha ido anexando, a su arsenal, teorías conspirativas de otros movimientos. Algunas de ellas se refieren al asesinato de John F. Kennedy, la existencia de OVNIS; la alternativa real del ataque del 11 de septiembre del 2001 a las torres del World Trade Center en la ciudad de Nueva York, al Pentágono en el Norte de Virginia y la caída a tierra de uno de los aviones en Shanksville, Pensilvania; asi como también, el COVID-19 y el Pizzagate.

A pesar de que tales teorías conspirativas han sido una y otra vez desacreditadas por investigaciones pertinentes a esos casos, mucha gente persiste en darle crédito. Donald Trump, visto como héroe de QAnon, se negaba a rechazar tales teorías conspirativas y se refería a sus activistas como gente que no tan sólo ama al país del norte, sino que a él también.

Un memorándum interno del FBI califica a QAnon y a otras teorías conspirativas como amenazas de terrorismo doméstico. El memorándum cita incidentes o atentados violentos supuestamente relacionados con QAnon. Como es el caso de un hombre en Arizona que acosaba y revelaba información privada con intención de hacer daño a personas de la comunidad que, él sospechaba, participaban en tráfico sexual infantil. Otro caso se refiere a un hombre que se atrincheró en la represa de Hoover, en Nevada, llevando en su vehículo una carga de rifles y otras municiones, y de quien se supo más tarde había enviado correspondencia a Donald Trump.

En el cerco del capitolio federal en Washington DC, del 6 de enero del 2021 se encontró que QAnon aparece como la fuente común de inspiración y guía entre decenas de personas provenientes de distintos estados del país que participaron en la insurrección, esto de acuerdo a documentos de corte.

La desinformación es tan poderosa como la información. La una conduce al caos y la anarquía. La otra ofrece explorar horizontes nunca antes soñados.

Los seres humanos somos responsables de construir nuestro futuro con tecnología de información confiable que nos permita descubrir nuevas realidades. Por otro lado, la proliferación de desinformación a través del uso de las plataformas sociales y noticiosas, busca detener mecanismos que pudieran ayudar a la humanidad a superar retos con los que cada día nos enfrentamos por la creciente escasez de recursos vitales para la existencia, recursos que compartimos con otros seres vivos que habitan este planeta.

Las teorías conspirativas han tenido que ver, de una manera u otra, con la evolución del conocimiento y del aprendizaje. Los gobiernos, las religiones, las culturas no aparecieron pacíficamente de la noche a la mañana. Evolucionaron a raíz del surgimiento de diferentes ideas, suposiciones y manera de entender los eventos humanos, sustituyendo los conceptos anticuados por los nuevos. Tales transiciones podían terminar en serios enfrentamientos, prevaleciendo aquellas ideas que recibieran la mayor cantidad de apoyo, mediante la razón o por la fuerza.

Las teorías conspirativas no van a desaparecer. Pero hoy en día contamos con una vasta cantidad de información de todo género y tema. El poder de razonamiento y la inteligencia emocional nos permite investigar, analizar, evaluar y discernir tales teorías hasta el punto que nos permita validarlas como ciertas o descartarlas por ser falsas. Se necesita valor para aceptar los resultados de las evaluaciones de teorías conspirativas y buena voluntad para defender lo defendible con pruebas y hechos verificables.

Las teorías conspirativas, así como los cuentos, las fábulas, las leyendas y narraciones similares, surgen de la búsqueda de explicaciones y respuestas a la dinámica real o ficticia de las actividades humanas y sus agencias. Depende del tipo de interés que le demos, ellas pueden ser fuente de entretenimiento, fuente de investigación, fuente de progreso o fuente de violencia, odio, caos, manipulación y control.

Seamos sensatos. La naturaleza nos ha dotado con el poder de la razón e inteligencia emocional. Después de todo, no somos tan diferentes.

Si les pareció de ayuda este vídeo, no se olviden de darle un “like” y suscribirse a mi canal. Además, me ayudaría mucho si comparten este vídeo con sus familiares y amigos.

Referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_conspirativa

https://www.apa.org/news/apa/2020/11/conspiracy-theories#

https://www.amnh.org/exhibitions/darwin/evolution-today/what-is-a-theory

https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-628291

https://en.wikipedia.org/wiki/The_Protocols_of_the_Elders_of_Zion

https://encyclopedia.ushmm.org/content/es/article/protocols-of-the-elders-of-zion

https://en.wikipedia.org/wiki/QAnon

https://www.bbc.com/news/53498434

https://abcnews.go.com/US/qanon-emerges-recurring-theme-criminal-cases-tied-us/story?id=75347445

©2021 eBiefy

CONTACT US

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Sending

Log in with your credentials

Forgot your details?